Les religioses del Toro comparteixen el seu primer recés amb creients

Les religioses Hermanas Hijas de la Sagrada Familia, que cuiden del Santuari de la Mare de Déu del Toro, han compartit un temps de preparació pel naixement de Jesús, una data amb gran rellevància per la seva comunitat, amb creients de diversos punts de Menorca. La germana Maria Fátima ens fa un resum d’aquest primer recés que han organitzat per a laics al Monestir Belén Santuario de María.

Por Gracia de Dios, en las fechas 15 y 22 de diciembre de 2018 hemos podido realizar en el Santuario retiros espirituales como preparación para el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.
Como Hijas De La Sagrada Familia, el tiempo de adviento es uno de los más importantes pues en el revivimos el fundamento de nuestro cuarto voto, el cual representa la espiritualidad de nuestra comunidad religiosa: La esclavitud Mariana. Por eso el poder predicar según el pensamiento de los Santos como San Bernardo, San Alfonso, San Francisco de Asís, y Santa Teresa de Jesús sobre este gran misterio y de cómo nosotros como Cristianos estamos llamados a REVIVIR verdaderamente su nacimiento en nuestra alma, no como lo enseña y predica el mundo con simples hechos exteriores, como regalos, banquetes y fiestas, sino siguiendo el ejemplo del niño de Belén y de su Sagrada Familia, es decir en Pobreza, Humildad, verdadera Alegría, sumisión a la voluntad de Dios, ha sido una gran alegría para nosotras. Estas y muchas virtudes son las que contemplamos en Belén de Judea, en una sucia cuevecilla llena de inmundicias, de animales y oscuridad. Allí quiso él nacer.
Entonces, ¿Será que verdaderamente estamos viviendo la Navidad? O ¿nos hemos dejado llevar por el parecer del mundo? ¿Le hemos ofrecido algo a aquel que va a nacer o hemos procurado solamente llenarnos a nosotros de gustos y placeres? ya no es aquella sucia cueva en Belén en la que nacerá sino en la suciedad de nuestra alma, procuremos pues, hermanos, limpiarnos de toda suciedad, de todo aquello que sabemos que hay en nosotros que no pertenece a Dios. Nosotros nunca dejaríamos que uno de nuestros Hijos naciera en malas condiciones, si no que procuramos darle todo lo mejor aunque nosotros tuviésemos que sufrir escasas e incomodidad.
Sin embargo “Tanto Amo Dios al mundo que entregó a su hijo unigénito” (Jn 3,16) ¿Qué no haremos entonces para preparar la venida del mismo DIOS? ¿Qué haremos para corresponder tanto amor? Sí, tendremos que sufrir también la negación de nosotros mismos, el labrar de nuestros defectos, el vencer nuestras pasiones, reconocer nuestra nada y debilidad. Pero Él se hizo débil con nosotros para que reconociéramos en él nuestra fuerza, él se nos dio por María.
Más aun, se hizo esclavo de ella, sometiéndose en todo al querer de su corazón (Lc 2,51) para que nosotros por medio de ella vayamos a él; él se nos da en Eucaristía para que lo encontremos cada día por medio de una buena comunión, envuelto ya no en pañales, sino en las especies del pan, que es más pobre y humilde; se queda escondido en el tabernáculo listo para recibirnos, como recibió a los pastores en Belén, con sus brazos abiertos.
El retiro espiritual no solo se vive un día, sino que las palabras recibidas de nuestro Señor deben permanecer un nuestras almas, de tal modo que toda nuestra vida sea para él. Ha sido una gran alegría para nosotras poder compartir nuestra espiritualidad con ustedes, poder luego contemplarlo en la eucaristía y recibir el Sacramento de la Sagrada Confesión. Sepan que nuestra vida religiosa, y nuestros sacrificios son para ustedes, para la salvación de las almas. Damos gracias por haber podido contar con la presencia del padre Gerardo y por todo su apoyo para la predicación de los retiros. Esperamos poder tener a los largo del próximo año varios encuentros que nos ayuden a “Corresponder a tanto amor” , a Seguir a Nuestro Señor y a amar a Nuestra Señora. Especialmente esperamos contar su valiosa presencia en el Santuario. Rezamos por ustedes, y les deseamos una ¡Feliz Navidad en Cristo!

En Jesús y María
Hna. María de Fátima, HSF.